sábado, 30 de julio de 2016

Mi amado y odioso esposo C23






CAPÍTULO XXIII



Era como si hubiera muerto alguien.

Caminará por donde caminará había rostros tristes y nostálgicos, mirando cualquier zona y recordando a Janick.

Corey no sabía que tanto se había adaptado Janick a su nuevo hogar, pero al parecer, estuvo el tiempo suficiente para ser adorado por todos los sirvientes y personas que rondaban el castillo de Arysta.

Miró la ventana, casi esperando que un mensajero apareciera, se iba a cumplir un día desde el secuestro, un poco más de doce horas, pero demasiado pocas para que un mensajero pudiera ir y volver de todos los reinos a los que debía ir a entregar el mensaje.

El consejo estaba ubicado de forma central, por lo que contactarse con ellos había sido cosa de pocas horas, y aún recordaba su cara afligida de los ancianos, lo que casi le dio esperanzas, para luego quemarlas cuando se negaron a dar el permiso para invadir.

¡Tenían a Janick! Pero al parecer eso no era suficiente, necesitaban pruebas, estúpidas pruebas, como si un maldito ataque y un secuestro no lo fueran. Era primera vez que se daba cuenta de cuan injustas eran las leyes, en su reino eran raros los criminales y solían ser simples ladrones, por lo cual nunca se había percatado de los casos de secuestro. Si no hubiera estado tan preocupado por su hermano, hubiera hecho una nota mental de repasar las leyes cuándo llegará a casa.

Un golpe resonó en el segundo piso y Corey apretó los labios, no necesitaba ir a ver para saber que era Chase intentando arrancarse de la habitación. Su amigo realmente estaba preocupado, lo cual tranquilizaba su lado celoso de la relación que tenía Chase con Janick, pero no calmaba el lado que quería tomar un caballo e ir a cortar la cabeza de Loick.

Miró por la ventana una última vez decidiendo que debía ir a calmar a Chase cuando vio caballos en el camino, entrecerró los ojos, casi creyendo que alucinaba a causa de la tensión pero seguía viendo un gran grupo en caballo avanzando, no entendía quien venía, el mensajero no debería haber termino los mensajes aún, los reinos o personas que decidieran ayudar iban a juntarse y venir juntos, no por separados, si Loick tenía un poco de sentido común interceptaría el camino y sería más fácil llegar al Reino de Theo si estaban todos juntos preparados para pelear.

Sus ojos se abrieron como platos cuando vio el estandarte del reino de Cedalia, y, por supuesto, reconoció a Daikon al frente, encabezando lo que parecía un ejército de cientos de hombres.

Salió rápidamente, pasando a llevar a unos sirvientes y pidió disculpas con torpeza mientras corría a la entrada.

¿Qué rayos hacía Daikon aquí?

Para cuando llego a la entrada, porque el maldito palacio de Arysta era innecesariamente grande, Daikon y sus hombres ya se habían detenido.

Apenas Daikon lo vio le dio una de esas sonrisas que daban ganas de pegarle un puñetazo, pero ahora mismo su preocupación por Janick y confusión del porque estaba allí su prometido eran más grandes que su rabia.

— ¿Qué rayos haces aquí?

No era el saludo más amable que dedicarle a un príncipe de Cedalia, pero las palabras salieron antes de procesarlas, como siempre Daikon ni se inmuto, su sonrisa pareció crecer mientras se bajaba de su caballo.

— Hola a ti también, Corey— Alargo su nombre y algunas vocales de la frase, el acento de Daikon era extraño para muchos reinos, muchas mujeres lo encontrarían encantador pero a Corey solo le molestaba.

— El mensaje debería haber llegado hace solo unas horas… como es que-

Daikon levanto una mano, interrumpiéndolo, otra cosa que lo molestaba. En realidad eran pocas cosas las que no lo molestaban de ese hombre.

— Luego explicaré todo ¿Cuándo piensan atacar?

Corey dio respiraciones profundas, intentando no estallar, estaba acostumbrado a dar órdenes pero Daikon era incluso peor que él, y Corey odiaba estar en el extremo receptor y guardar silencio.

Piensa en Janick, piensa en Janick en manos de ese maldito, si pones a este imbécil y a Loick juntos seguramente el primero al que atacaría sería Loick.

— No hemos decidido aún, en realidad…no esperábamos contar con…— Miró a los hombres de Daikon, dándose cuenta que aún llegaban más ¿Cuántos hombres había traído?— tantos hombres en tan poco tiempo…

— Bueno, el reino de Theo ha secuestrado a un príncipe, ni más ni menos que un hermano de mi prometido, no hay tiempo que perder.

La mente de Corey iba a mil por hora, aunque tenía esperanza de ayuda de Cedalia por su reciente compromiso no estaba seguro, pero al parecer era uno de los reinos de los que más ayuda recibiría.

Aún quería darle un puñetazo a esa despreocupada cara pero una pequeña parte suya, la cual nunca reconocería, estaba agradecido.

— Tienes razón, voy a hablar con Chase.

— Te acompaño.

Le hubiera gustado decir que prefería ir solo a hablar con Chase, sobre todo con su amigo tan descontrolado, pero la ayuda de Cedalia era una base bastante buena, así que asintió y se mantuvo callado.

Daikon lo siguió sonriendo, un poco sorprendido de la repentina obediencia de Corey, pero también se mantuvo en silencio.

***

Por la luz que se filtraba a su habitación debía ser de madrugada, aunque con suerte había logrado dormitar así que no se fiaba de sus cálculos pero esperaba que fuera cierto porque ya no aguantaba más en esa habitación.

En realidad ya no aguantaba más en ese reino y punto.

Apretó los puños y cerró los ojos intentando no pensar en su desconocido entorno ni donde se encontraba, casi esperaba el milagro de abrir los ojos y descubrir que todo era un sueño, que aún estaba durmiendo una siesta.

Tenía varias ideas de escape pero todas necesitaban preparación, y ni siquiera sabía que tanto lograría con ello, Loick iba a perseguirlo las veces que hiciera falta lo presentía.

Casi salto de la cama cuando unos golpes en la puerta resonaron entre las cuatro paredes.

— ¿Príncipe Janick? ¿Está despierto? ¿Puedo pasar? — La voz era femenina y desconocida, imaginaba que era una sirvienta.

No contesto de inmediato así que sintió el pomo de la puerta ser girado, pero la puerta no se movió, un mueble seguía impidiendo que se abriera.

— ¡¿Príncipe Janick?!

— ¡Estoy despierto! Deme un segundo— Decidiendo que era mejor seguir el juego de buen rehén movió el mueble para dejar entrar a la mujer.

La mujer entro rápidamente pero apenas lo vio se relajó, luego observo el mueble a medio correr detrás de la puerta y lo miró confundida.

Janick se sonrojo y rasco su nuca.

— Tenía un poco de miedo de… uh…una visita nocturna o algo por el estilo.

En vez de una mirada burlesca la mujer lo miró con comprensión y un poco de tristeza.

— Lo entiendo, no se preocupe…el príncipe Loick quiere verlo, si desea darse un baño y-

— ¡No! Digo…No, iré así…si es posible.

La mujer lo miró de nuevo, como si intentara entender qué tipo de persona tenía en frente.

— Él sugirió un baño y-

— Bueno, si es una sugerencia, yo decido ir así…—La mujer seguía mirándolo y Janick bajo la vista un poco avergonzado por su cobardía, pero había amabilidad en sus ojos, así que decidió hablar— Yo no quiero…no quiero estar desnudo en ningún tipo de situación en este lugar incluso si llego a apestar… — Mordió su labio inferior y miró a la mujer esperando que no lo considerará muy cobarde.

La mujer asintió con una sonrisa comprensiva.

— No hay problema, entonces, si me sigue.

Janick asintió y la siguió.

— Lo lamento, — Dijo la mujer en voz baja— Vi lo que hizo ayer por Sasha y Anabel, le estamos muy agradecidos por eso… si solo pudiéramos hacer algo… pero nuestra vida depende de este trabajo.

Janick asintió, mientras caminaba iba viendo a la gente, incluso a la mujer que lo guiaba, parecía demasiado delgada para tener buena salud, la mayoría de las personas que veía en el camino tenían ojeras y aspecto cansado, incluso la piel de algunos era inusualmente blanca mientras que las de otras personas bordeaba el color gris, del tipo de color que revelaba alguna enfermedad, apretó los labios molesto, recordando a Darrell, a Anabel.

Podía ser verdad que era un príncipe mimado, nunca ayudo mucho ni siquiera en su reino, pero jamás había visto algo así.

— El príncipe Loick debería estar preso… no entendemos como volvió— Susurró la mujer muy bajito y mirando paranoicamente a su alrededor.

— Kanye— Susurró antes de poder detenerse.

— ¿Disculpe?

Dudo si repetirlo, pero decidió que no servía de nada, y al final solo serían problemas para ella, negó con la cabeza, resignado.

— Nada, olvídelo.

La mujer no parecía creerlo, pero asintió.

— Aquí estamos, entonces…. Me retiro, suerte— Lo miró una última vez y le dio una sonrisa de ánimo antes de irse.

Janick inspiro aire profundo y exhalo lentamente antes de tocar la puerta.

— Soy yo, Janick, me dijeron que me mando a llamar.

— Adelante— La voz de Loick respondió casi de inmediato.

Janick apretó sus puños, cerros sus ojos y luego intento poner la expresión más neutral posible mientras abría la puerta.

Loick estaba sentado al borde de un escritorio, sonriendo con ese brillo de locura en sus ojos, lo miraba de una forma que repudiaba, no solo parecía contento de verlo, había deseo y algo que bordeaba la adoración en él, de una forma todo menos halagadora.

No supo si relajarse o no al ver a Kanye allí, recostado en un sillón mirándolo con mala cara, aunque ver la cama de la esquina si le dio pánico. Se alejó disimuladamente lo más posible de ella.

Recorrió rápidamente con la vista la habitación de Loick, no parecía exageradamente siniestra como había imaginado, era un espacio grande y los muebles eran normales para la habitación de un príncipe, caros pero sin exagerar, el suelo estaba tapizado con una alfombra gris y las paredes de color beige palido. No pudo evitar percatarse que en el escritorio estaban dispersos muchos papeles y que no había ninguna foto en el lugar. Y aunque el lugar fuera tan común algo en el aire le hacía querer estar tan lejos como pudiera, aunque eso podría ser a la mera presencia de Loick allí.

— Mi hermoso guerrero, me alegro que por fin vinieras— Loick se acercó rápidamente y lo abrazo, Janick no pudo evitar congelarse en sus brazos, todo en ese abrazo estaba mal e intento zafarse pero estaba firmemente sujeto.

— Por favor…yo… no puedo respirar.

Loick lo miró con una sonrisa en sus labios que decían que sabía que era mentira, pero dejo de apretarlo tan fuerte y se alejó un poco, dejando un brazo alrededor de sus hombros, intento suprimir los escalofríos que le daban el tacto pero no lo consiguió muy bien.

Kanye frunció el ceño al verlos y desvió la mirada.

— Si van a ponerse a coquetear me avisan para largarme.

Janick no pude evitar elevar las cejas, confundido. ¿Qué parte de su rigidez e incomodidad le sonaban a Kanye a coqueteo?

Loick rio de buena gana, soltando y acercándose a donde Kanye, dando unas palmadas amistosas en su espalda.

— Que buen ojo tienes.

Loick se alejó de ellos y rebusco en la mesa entre la pila de papeles, mientras tanto, Janick sostenía la mirada de Kanye, aún le costaba asimilar ser tan odiado por él, ya había olvidado completamente el dolor de su corazón roto y la traición, ahora empezaba a reflexionar como alguien podía dejarse llevar tanto por malos sentimientos.

— ¿Por qué me llamaron?

— Yo no te llame— Kanye inclino la cabeza y bajo la voz, tan baja para que solo su buen oído escuchara— En este problema una niñita no sirve de nada.

Janick apretó los puños, y una parte de él estaba muy agradecida de comenzar a enojarse con Kanye, era lo único que se merecía.

— ¡Yo no me llames así!— No se molestó en bajar la voz, sabía que al menos contra Kanye, tenía a Loick de su lado, por muy patético que eso fuera.

Loick se giró rápidamente.

— Intento leer, por favor— Rodó los ojos y volvió a leer, parecía tan malditamente cómodo que le causaba escalofríos

¿Qué tan mal debería estar la mente de Loick para estar cómodo luego de un ataque y secuestro? ¡Había herido a Chase!

Intento no desviar su mente en ese tema, Chase era fuerte y tenía el presentimiento de que estaba bien, solo esperaba no estar confundiéndose por la tensión de ser secuestrado.

Kanye hizo una mueca pero se calló.

— Bien, resumiré los hechos que mis vigilantes me han hecho llegar.

Janick tomó atención.

— Arysta y Krusma han empezado a moverse para rescatar a mi ángel.

El corazón de Janick saltó ante esa información.

— ¿Q-quien dirige?

Su mente divago pensando en Chase, en la herida y la sangre.

Loick suspiro como hastiado.

—Tus padres, tus hermanos, y al parecer, Chase.

Sus piernas casi no lo sostenían de alivio, Chase era un idiota por querer dirigir un ejército a buscarlo estando herido, pero estaba vivo y al parecer bien, eso era la mejor noticia que tenía desde que piso este reino.

Al menos eso le aseguraba que sus presentimientos si funcionaban a pesar de la tensión.

— Han juntado a mucha gente.

Al saber que venían por él casi sonríe pero ahora tenía un mal presentimiento, Loick estaba tan calmado como si estuviera hablando del clima que se venía en los próximos días, y Kanye sonrió con petulancia.

— Han logrado conseguir ayuda de varios pequeños reinos entre ambos…y lo que es un poco preocupante es la ayuda que ha dado Cedalia.

Janick se controló para no sonreír, sabía que la familia real de Cedalia no tenía ninguna obligación con él, pero seguramente Daikon lo hacía por Corey, lo cual demostraba todas sus malditas suposiciones que tenía, solo esperaba que Corey fuera tan inteligente como creía para ver lo importante que era para ese príncipe y no lo arruinara.

— Pero en realidad, no tenemos por qué preocuparnos— Loick bajo las hojas y los miró— Hemos puesto manos a la obra, estamos reclutando a hombres y mujeres del pueblo que puedan pelear en defensa del reino.

— ¡¿Qué?!— Janick no podía quedarse callado en eso.

Loick lo miró confundido.

— ¿Algún problema, cariño?

Janick intento con todas sus fuerza no hacer una mueca a las palabras de Loick.

— ¡Si! Muchos problemas ¿Por qué estas metiendo a tu pueblo en esto? Cielos, esa gente no debe ni tener entrenamiento ¿Y los mandaran a pelear? ¿Contra los hombres entrenados de varios reinos? ¡Los están mandando a morir!

— Ángel, adoro como te preocupas por la gente pero ellos saben que es peligroso, no los obligamos, solo hacemos una…sugerencia— Dio una sonrisa todo menos sincera y Janick supo que las otras opciones para esa gente eran peores— Además prometimos buenas recompensas por cada muerte que consiguieran en el campo de batalla ¡Están muy motivados!

Intento reprimir las náuseas, casi podía imaginarse a esa gente enflaquecida y enferma blandiendo espadas y cualquier arma que tuviera a mano, dispuestos a luchar solo para no ser castigados o tal vez algo peor, quien sabe que les dijeron o como los amenazaron.

— N-no, no puedes hacérseles eso ¿No tienes un ejército o algo?

— Claro que lo tengo, pero ellos están adelantándose e interceptando las entradas al reino, así que estamos desprotegidos pero el pueblo nos defenderán.

Janick supo que era un plan peligroso, detendría mucha gente antes de entrar a Theo pero los dejaba desprotegido, obviamente Loick esperaba dejar hombres de confianza en el reino pero por fin entendió su mal presentimiento, el porque la gente estaba motivada, no era un castigo, si no peleaban sus propias familias y hogares serian destruidos en todo el conflicto, su estómago se revolvió de solo pensarlo.

Janick negó pero su voz ya no salía, Loick lo ignoró.

— Tenemos los caminos parcialmente cerrados, lo cual hará que sea más difícil que entren muchos de ellos, el pueblo defenderá el reino… y el consejo nos apoya.

— Espera ¿Qué? ¿El consejo sabe de esto?

— Oh, no, no de esa manera, pero nuestras leyes son arcaicas, ya sabes, exigen pruebas y tiempos para una condena, si tengo bien entendido se necesitan al menos 48 horas para empezar a investigar un secuestro, por no decir que no tienen evidencia de que estes aquí, y a eso añadimos que Arysta y Krusma están organizando un ataque completamente no autorizado… si esto se sabe el consejo intervendrá, todos sabemos que ellos no quieren una guerra.

— ¿Y si no lo saben?

— Lo sabrán, ya va un mensaje en camino, ya debe estar llegando o tal vez hasta viene de vuelta.

Esta vez cruzo los brazos en su pecho, esperando detener su temblor, no podía creer como las cosas estaban tan mal para que el mismísimo consejo no pudiera ayudarlo, bueno, él mejor que nadie sabía que había fallos.

— ¿Y de esto querías hablar? De como por mi culpa está empezando una guerra— Al parecer no estaba controlándose muy bien porque su voz se quebró, pero al menos no lloraba, aún podía imaginar a la gente de Theo intentando defender sus hogares.

— Necesitas saberlo, porque no podrás salir por el tiempo que dure todo esto, es por tu propia seguridad.

— Yo…entiendo, bien, si me disculpas, necesito volver a mi habitación.

Salió sin siquiera pedir permiso y casi cae cuando choco con un sirviente.

— Lo siento, lo siento, señor—Janick lo miró confundido el hombre parecía casi en pánico.

— ¿Está bien?— Janick preguntó con cuidado, ya tenía miedo de que hubiera empezado una guerra.

El hombre asintió pero miro a Loick, vio como tragaba nervioso y apretaba los puños antes de hablar.

— S-señor, su padre, él tuvo un ataque hace poco, los medicos están con él pero… las cosas no ven bien.

— Voy enseguida, vete.

El hombre se despidió aún confundido y Janick se percató de como la seria expresión de Loick se transformaba en una malvada, una sonrisa triunfante curvaba sus labios.

— ¿Lo ves, ángel? Todo está a nuestro favor.

Sus ojos brillaban en tanta locura que tuvo que apartar la vista.

—Deberías ir a ver a tu padre.

— Él ya está muriendo— Loick lo dijo como si estuviera por celebrar un fiesta— y quien será el rey seré yo.

Janick está vez lo miró y recordó como había visto a Loick planeando la muerte de su padre.

— Tu…no…

Loick le sonrió con cariño enfermizo.

— Todo es por ti, cariño, si soy el rey la gente estará aún más motiva para pelear, ganaremos la guerra, ya lo veras, ahora, si me disculpas, debo ir a ver a mi padre.

Salió de allí sonriendo como si estuviera por recibir un premio y Janick no podía hacer más que parpadear confundido, controlando sus emociones para no estallar.

Loick había atacado Arysta, herido a Chase, lo secuestró a él, planeando una guerra y como si eso fuera poco, lentamente estaba matando al rey Theo, su propio padre.

— Quita esa cara, imbécil ¡Eres deseado por un rey! Deberías estar feliz, por muy enfermo y lo loco que eso sea.

Kanye se encogió de hombros y le sonrió malvadamente.

— Y se viene toda una guerra por tu culpa, cielos, Janick, los reinos van a odiarte a muerte después de esto, ya quiero ver eso.

Kanye salió de la habitación dándole un fuerte empujón que lo hizo retroceder, se quedó unos momentos sin saber que hacer e intento no pensar.

Camino lejos de la habitación sin rumbo, vio que había guardias rondando cerca de puertas y ventana con un ojo atento a él pero hizo el mejor esfuerzo para ignorarlos, dado su nube de pensamientos no fue difícil.

Se repitió una y otra vez que nada de esto era su culpa, él no había pedido ser secuestrado ni que Loick se obsesionará con él, pero no podía evitar recordar las advertencias de Corey diciéndole que no se acercará a príncipe de Theo, y él siendo demasiado cobarde como para avisarle a su hermano que estaba siendo acosado. Antes de darse cuenta estaba llorando apoyado en una pared, se deslizo al piso abrazando sus rodillas, era patético lo sabía, pero ¿Qué se supone que haría? No podía escapar dejando las cosas como estaban, ni podía parar la maldita guerra, Loick iba a ser rey antes de que el consejo logrará hacer algo, y para ser rescatado mucha gente inocente iba a morir.

Estaba en esa posición cuando Anabel lo encontró.

***

La luz se filtraba por la ventana que Darrell había abierto para ella, y Sasha se preguntaba cuántos amaneceres más lograría ver antes de morir, no lograba recordar con exactitud las palabras del médico, pero si la mirada culpable que tienen cuando dan malas noticias, también recordaba la expresión de Darrell, como si le estuvieran avisando que él mundo se estuviera acabando.

Acaricio su estómago y susurro palabras de consuelo, esperando que el pequeño ser en un vientre no entendiera que nunca se conocerían. Ni siquiera era seguro que alguno sobreviviera al parto, si hubiera recibido tratamiento antes las cosas serían mejores, pero el medico tenía esperanzas de poder salvar al bebé si contaban con el equipo y personas correctas, ella temía que Loick se arrepintiera de todo, quedan algunas semanas, pero por el estado de su cuerpo no sabía cuánto podría soportar, su cuerpo demasiado débil y enfermo como para traer una nueva vida al mundo.

Tragó sus penas cuando Anabel volvió a entrar, se sorprendió al ver a un joven detrás de ella, miraba hacia el suelo pero sus mejillas se notaban húmedas y su rostro estaba rojo.

— Todo estará bien— Susurraba Anabel con un tono tranquilizador— Ya sabes, a la gente buena le pasan cosas buenas, eso dice mi mamá y Darrell ¡Y tú eres bueno!

El joven asintió y de no estar llorando la escena hubiera sido divertida, no siempre vez a una niña de 7 años consolando a un adolecente.

El desconocido la vio.

— Perdón por molestar, yo solo…

— ¡Él es Janick, mamá! El que hizo que el señor Loick trajera al médico.

Sasha abrió los ojos sorprendida, le habían contado la historia, el muchacho parecía joven para ser mayor de edad aún, y por los rumores de sus compañeras él no solo era príncipe de un buen reino, además estaba casado con el príncipe de Arysta.

— ¿Cuántos años tienes?

Janick sonrió, como si estuviera acostumbrado a esa pregunta.

— 17, los cumplí este año…. — Se secó los ojos y acepto el pañuelo de Anabel para sonarse sin olvidarse de agradecerle, eso le agrado, en este reino nunca había escuchado al rey o al príncipe dando una palabra amable.

— Oh, pareces joven.

El rio mientras se aproximaba a la cama.

— Eso me dicen… Así que… usted es la madre de Anabel.

— Puedes decirme Sasha.

— Yo soy Janick, un gusto conocerla, su hija es un encanto.

Si cualquier desconocido hubiera dicho eso de su hija se hubiera asustado, la gente que visitaba el reino era un poco repulsiva, pero Darrell había hablado bien de él, y Anabel también, ella confiaba en el juicio de ellos.

— Gracias —Ella vio más preguntas en los ojos de Janick y no quería responder con Anabel presente así que se apresuró en decir algo— Sé que no me incumbe… pero parecer haber llorado mucho ¿Estás bien?

Antes esas palabras él joven se quebró de nuevo y empezó a llorar, no pudo estar más que sorprendida ante el sensible joven, ella había crecido en un ambiente duro, no recordaba la última vez que lloró pero estaba segura de no haber llorado frente a nadie en mucho, mucho tiempo.

— Lo siento ¿Estás bien?

— Yo lo siento mucho, cielos, no debe estar preocupándose por mí, yo solo…— Sacudió la cabeza y tomó asiento en una silla cerca de su cama, Anabel se sentó en la silla de enfrente, mirandolo preocupada.

Sasha alcanzo una de sus manos del pequeño príncipe y la apretó, intento un tono suave y tranquilizador, como cuando Anabel tenía pesadillas.

— Todo está bien, respira profundo y puedes decir todo lo que quieras ¿Sabes lo aburrido que es estar en cama? No ayuda a nadie, al menos déjame ser útil escuchando ¿Quieres?

— Lo siento, sé que… soy un llorón ¿Sabe? Soy el menor de mis hermanos y ellos me protegen de todo, mis padres me protegen de todo ¡Hasta Chase me protege de todo! Y de repente estoy secuestrado con un loco obsesionado conmigo que quiere empezar una maldita guerra por mi culpa — Y comenzó a llorar muy fuerte de nuevo.

Anabel se levantó y trajo un vaso con agua, él volvió a agradecerle mientras se calmaba tomando pequeños sorbos de agua.

— Necesito a mi familia, necesito a Chase ¿Qué se supone que tengo que hacer?— Gemía entre sollozos.

Sasha seguía susurrando palabras calmantes mientras procesaba las palabras. Ahora entendía que el joven había sido secuestrado, cosa muy creíble dado que el príncipe Loick debería estar en la cárcel, de seguro no pensaba que otro crimen fuera problema. Lo de la guerra la asusto.

— ¿Estás mejor? — Janick asintió con un pequeño hipo.

— Dioses, lo siento tanto, no debería causarle más problemas.

— No, no, lo que me cuestas es terrible ¡Una guerra! Eso es horrible, horrible.

Janick parecía a punto de llorar otra vez pero se controló.

— No sé qué hacer— Susurro con voz tan triste que ella quería poder levantarse y abrazarlo, estaba segura que él joven provocaba eso en la gente, pero infantil y pequeño, pero entonces siguió hablando sorprendiéndola— Loick quiere una guerra ¡Una guerra! Porque vienen a rescatarme y el consejo tiene leyes inútiles, la gente de este reino vera su vida amenazada por algo que a ellos no les concierte, los ejércitos de algunos países están partiendo hacia aquí poniendo su vida en peligro por algo que no debería complicarles ¡Mi gente debe estar prestando su ayuda para rescatarme! ¡No sé qué se supone que tengo que hacer pero estar sentado llorando de seguro no es una opción!

Mientras hablaba la tristeza se había desvanecido un poco, siendo desplazada por rabia e impotencia.

— No te preocupes príncipe Janick, la guerra era inevitable, tarde o temprano el rey Theo o el príncipe Loick iban a hacer algo para poder pelear y ganar un mejor puesto…algo inútil dado que no tenemos una buena defensa….

Y Janick la miro, sus ojos parecían enfadados pero no con ella, había tanta determinación brillando en esos ojos que Sasha se preguntó dónde había quedado el joven que llorando de antes.

— ¡Pero eso no es justo! Porque un miembro de la familia real sea un imbécil su pueblo no tiene por qué pagar.

Anabel sonrió un poco.

— Algo así me ha dicho antes, su reino debe ser muy lindo si los príncipes piensan así.

— Así son muchos reinos— Janick suspiró— Papá nos enseños eso de pequeños, no somos reyes para andar dando órdenes, somos reyes porque nuestros ancestros fueron inteligente y buenos líderes, supieron cuidar a la gente y el pueblo les confió su vida ¡Tenemos su confianza por eso somos de la familia real! No entiendo como esto puede ser diferente, los pueblos tienen a…— Janick se calló de pronto y se levantó— mucha gente— Susurró más para sí que para ella.

— ¿Príncipe Janick?

— Dioses, Dioses, eso es, muchas gracias señora— Le apretó la mano con fuerza— De verdad espero que todo salga bien con su bebé, Darrell me hablo algo pero hay que tener esperanza y gracias por todo de nuevo, a ti también Anabel.

Y mientras se acercaba a la puerta se volvió moviendo su mano con un gesto de despedida y sonrió, y Sasha sintió que le faltaba el aire, esa sonrisa era tan amable como brillante, ella podía confiar en él su vida si le sonreía así.

La puerta se cerró y Sasha vio a Anabel sonriéndole.

— Te dije que era un príncipe muy diferente ¡Y es muy lindo!

Sasha rio.

— Dioses, Anabel, no es tiempo de que encuentres lindos a los niños ¿Bien? — Miró la puerta y sonrió— Pero te entiendo, solo espero que sepa que está haciendo porque yo no entendí mucho.

Anabel se encogió de hombros.

— Yo tampoco pero creo que él sabe lo que hace, es mucho mejor príncipe que el señor Loick, eso seguro.

Y Sasha cerró los ojos, como le hubiera gustado ir al pasado, y decirle a la joven Sasha moribunda que no fuera al reino de Theo, porque al parecer allí afuera si había buenos reinos.

***

Janick camino rápidamente mirando a los guardias pero no vio a Darrell, pregunto por él pero los guardias lo ignoraron, algunos susurraron que los disculpara por no saber.

Casi corrió cuando lo vio saliendo de una habitación con unos papeles en las manos.

— ¡Darrell!

Él se giró sorprendido, sus ojos estaban ligeramente rojos y eso lo desconcertó un poco.

— ¿Qué pasa? ¿Está todo bien?

Darrell lo miró de vuelta deteniéndose en su cara y Janick se sonrojo un poco, estaba seguro que se veía peor, pero no era momento de comenzar a avergonzarse de sus lamentos, Glenn siempre lo decía mejor sacar todo de inmediato y no acumularlo, luego andarás de amargado por el mundo y nadie quiere eso.
— Ah, sí, príncipe… yo solo…no sé si escucho que el Rey Theo.

— ¡Dioses! Verdad, escuche que estaba mal y…

— Ha fallecido.

Janick intento no olvidar respirar.

— Cielos…

— Si, es…es horrible, harán el anuncio dentro de poco y esperan que mañana se pueda hacer una coronación a Loick.

Su mente se detuvo.

— Coronación…

— Uh…si, ya sabe, para que el pueblo vea a su nuevo rey —Sacudió la cabeza con pesar— Esto será el infierno.

— El pueblo…

— ¿Príncipe Janick? — Darrell sonaba preocupado.

— Darrell, dijiste que podías ayudarme ¿Eso aún cuenta?

Darrell parecía sorprendido pero asintió con cautela.

— No puedo ayudarlo a escapar pero…

— No, no voy a escapar.

— ¿Entonces en que puedo ayudarlo?

— Necesito dar un anuncio al pueblo, sin que Loick se enteré…

— Eso es imposible.

— Debe haber una forma, por favor, ayúdame a pensar una forma.

Darrell parecía confundido pero asintió.

— ¿Qué piensa hacer si no escapara?

— Detener a Loick y a la estúpida guerra.

Esperaba haber sonado convencido porque él de seguro no tenía ni una maldita idea de lo que iba a hacer.

***

Pensaba actualizar hace semanas atrás, cuando por fin logre entregar la tesis con mis compañeras, pero hubo un problema con ella y recién la semana pasada fue la entrega final final (por el momento), eso (que mantuvo mi tiempo de marzo hasta este mes), además de algunos bloqueos de como seguir está historias me tenían con problemas de como continuarla. Lamento el tiempo de retraso, pero aviso que no esperaba actualizar este fin de semana, ayer tuve insomnio y aproveche de escribir, estoy pensando mucho en como quiero terminarla y quiero hacerlo bien así que estoy un poco bloqueada.

Espero sus comentarios para que me digan como va la historia.

Saludos, espero verlos en agosto. 

19 comentarios:

  1. gua...me esta dando mucha rabia el idiota de Loick...pero dale..dale...que se està poniendo bueno..gracias Yuki..se te extrañaba..bss..

    ResponderEliminar
  2. geniaal! me encanta, que tramaea Janick??

    ResponderEliminar
  3. me encanto me alegra que actualizaras etto ojala y loik no fuerze a janick a estar con el eso si seria un trauma para el mimoso pero si lo hace chase estar ahi para ayudarlo

    ResponderEliminar
  4. estaba por aquí y dije . como estará yuki? y mira que sorpresa!! gracias...q no me trauman a janik T_T, que le de unos moquetazo ..pero q no lo forcen...TnT

    ResponderEliminar
  5. HOLA YUKIMA
    ES LINDO VER NUEVAS PUBLICACIONES TUYAS, ME ENCANTA ESTA NOVELA Y AÙN MAS CHASE Y JANICK, ME MUERO PARA VER CUANDO SE REUNAN NUEVAMENTE, Y LOICK PAGUE TODO LO QUE HA HECHO.

    ME ENCANTO LA APARICIÓN DE DAYKON, YA VEO QUE LAS CHISPAS VAN A VOLAR CON ÉL Y COREY..

    MIL GRACIAS POR SEGUIR CON ESTA NOVELA, SEGUIREMOS PENDIENTES DE ACTUALIZACIÒN. SALUDOS!!! Y GRACIAS POR COMPARTIR.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Es lindo revisar tu blog (como siempre hago) y encontrar actualización :) Te juro que estaba muy ansiosa y casi grite cuando lo vi.
    Cuidate, saludos.

    ResponderEliminar
  7. Graciassssssssdd dexpues de tanto tiempo quedo genial un super abrazo fabi

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el nuevo capitulo. Y animo, poco a poco avanzaras en la historia.
    Quiero mas de corey y daikon 😘. Y el. Encuentro de chase i janick

    ResponderEliminar
  9. Magnífico capítulo ojalá y puedas actualizar pronto.... Espero que todo halla salido bien con tu tesis.. 😘😘😘

    ResponderEliminar
  10. Magnífico capítulo ojalá y puedas actualizar pronto.... Espero que todo halla salido bien con tu tesis.. 😘😘😘

    ResponderEliminar
  11. Magnífico capítulo ojalá y puedas actualizar pronto.... Espero que todo halla salido bien con tu tesis.. 😘😘😘

    ResponderEliminar
  12. Magnifico capitulo, va super la historia. Mil gracias. Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  13. Ciertamente no te voy a decir algo diferente de lo que te han dicho, la historia es buena, entretenida y demàs, muchas de nosotros esperamos mucho tiempo por la actualizaciōn y ciertamente no nos defraudo, espero ver, en lo personal mucha acciōn por parte de Janick, y pues ojalà que Cody termine bien con su prometido (y ojalà que hagas mas libros de està saga mostrandonos a los demàs hermanos)

    ResponderEliminar
  14. te deseo que pases una feliz navidad con tu familia y seres queridos, besos, bye

    ResponderEliminar
  15. Otro capi!!! Por favor, me encanta besos

    ResponderEliminar
  16. Yuky, no se como publicar si no es anónimo, pero te voy a dejar mi usuario de wattpass: lucy2704201565. Estoy leyendo tus obras, pero mi amado y odioso esposo me tiene cautivada. Se que cada escritor tiene sus tiempos y no puedo hacer nada más que rogarte que actualices. Leí los tres primeros capítulos en wattpass y, cuando releí el inicio, descubrí tu blog. En sólo 1 día consumí los 20 capítulos restantes. Me asustó mucho ver qué fecha tiene la publicación y ver que no actualizas desde hace un año. Yo ruego que concluyas la historia, por favor. Seguiré esperando. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  17. Yukima me encanto esta obra, espero la continúes esta genial.
    Me gusta mucho como escribes realmente sabes como atrapar con tus historias, gracias por compartir tu trabajo.

    ResponderEliminar
  18. algo tarde pero me alegro que regresara
    Me gustan mucho sus historias y esta es una de mis favoritas
    ¿donde puedo leer los anteriores

    ResponderEliminar
  19. GRACIAS A GREAT DR. Sunny POR RESOLVER MIS PROBLEMAS SU CORREO ELECTRÓNICO ES (drsunnydsolution1@gmail.com
    mi nombre es Miss Fatima, estuve casada con mi esposo durante 5 años, estuvimos viviendo felices juntos durante estos años y no hasta que viajó a Australia para un viaje de negocios donde conoció a esta chica y desde entonces me odia a mí y a los niños y al amor ella solo. Entonces, cuando mi esposo regresó del viaje, él dijo que no quería volver a vernos a mí y a mis hijos, así que nos echó de la casa y ahora se iba a Australia a ver a esa otra mujer. así que mis hijos y yo estábamos tan frustrados y solo estaba quedándome con mi madre y no estaba tratando bien porque mi madre se casó con otro hombre después de la muerte de mi padre, así que el hombre con el que se casó no la trataba bien, yo y mis hijos estaban tan confundidos y yo estaba buscando una manera de llevar a mi esposo a casa porque lo amo y lo aprecio mucho, así que un día mientras estaba navegando en mi computadora vi un testimonio sobre este hechicero DR Sunny, testimonios compartido en Internet por una dama y me impresiona tanto que también pienso en probarlo. Al principio tenía miedo, pero cuando pienso en lo que mis hijos y yo estamos pasando, lo contacté y me dijo que mantuviera la calma por solo 24 horas para que mi esposo volviera y para mi sorpresa recibí una llamada. de mi esposo el segundo día preguntando por los niños y llamé a DR Sunny y me dijo que sus problemas están resueltos, mi hijo. así que así es como recuperé a mi familia después de un largo estrés de frenar por una dama malvada, así que con toda esta ayuda de DR Sunny, quiero que todos ustedes en este foro se unan a mí para dar las gracias a DR Sunny y lo haré también consejos para cualquiera en tales o similares problemas o cualquier tipo de problema también debe contactarlo es su correo electrónico) (drsunnydsolution1@gmail.com) él es la solución a todos sus problemas y situaciones en la vida. una vez más, su dirección de correo electrónico es (drsunnydsolution1@gmail.com)

    SE ESPECIALIZA EN EL SIGUIENTE HECHIZO.

    (1) Si quieres recuperar a tu ex

    (2) si siempre tienes malos sueños.

    (3) Si desea ser promovido en su oficina.

    (4) Si desea que mujeres / hombres corran detrás de usted.

    (5) Si quieres un niño.

    (6) Si quieres ser rico.

    (7) Si quiere atar a su esposo / esposa para que sea suyo para siempre.

    (8) Si necesita asistencia financiera.

    (9) Cómo te han timado y quieres recuperar el dinero perdido.

    (10) si quiere detener su divorcio.

    (11) si quiere divorciarse de su esposo.

    (12) si desea que se le otorguen sus deseos.

    (13) Embarazo para concebir bebé

    (14) Garantiza que ganes los casos judiciales problemáticos y el divorcio sin importar cómo

    (15) Evite que su matrimonio o relación se rompa.

    (16) si tiene alguna enfermedad como (H I V), (CÁNCER) o cualquier enfermedad.

    (17) si necesita oraciones para la liberación de su hijo o usted mismo.

    una vez más asegúrate de contactarte si tienes algún problema para que él te ayude. su dirección de correo electrónico es (drsunnydsolution1@gmail.com) contáctelo de inmediato ... o llámelo o WhatsApp número +2348077620669

    ResponderEliminar

¡Gracias por darte el tiempo de comentar!